Testimonios de los Donantes : Museo de la Memoria y los Derechos Humanos
Testimonios de los Donantes

“Son sentimientos encontrados, porque es arrancar parte de mi vida, pero el Museo me va a permitir trasmitir esta historia dolorosa”. “El Museo es un lugar de reflexión sobre lo que ha sufrido una familia al guardar ese sentimiento, lo que no es bueno”. “Al estar en el Museo las personas van a poder conocer lo que les pasó a muchas familias, es más importante rescatar la historia que es de muchos años y que en el Museo va a perdurar”.

Mónica Araya y Juan Bautista Henríquez, padres de Juan Valdemar Henríquez Araya asesinado en la Operación Albania o Matanza de Corpus Christi. Los padres de la señora Mónica Araya, Bernardo Araya Zuleta (diputado) y María Olga Flores Barraza, figuran como detenidos desaparecidos.

“Trabajo hace años en organismos de Derechos Humanos. Quiero hacer un aporte al Museo. Como fotógrafo y como persona vinculada a estos temas hace tanto tiempo, me siento parte de la historia y de la memoria. Felicito el trabajo del Museo”.

Raúl Patricio Luco Torres

“Me parece muy interesante este Museo y quiero hacer una pequeña colaboración por lo que significa preservar la memoria para las futuras generaciones.”

Víctor Manuel Herrera Troncoso

“Me interesa que quede constancia de lo que pasó en Chile, creo que hay una tendencia a negar los hechos y me interesa que no se olvide.”

José Rojas González. “El fatídico balcón de Fidel Oteiza 1957 (Providencia), donde hacen blanco y balean al Edecán Naval, el grupo apostado en la oscuridad”

“Contribuir al conocimiento. Estoy en contra del olvido”

María Teresa Razeto. “El fatídico balcón de Fidel Oteiza 1957 (Providencia), donde hacen blanco y balean al Edecán Naval, el grupo apostado en la oscuridad”.

“Chile necesita conservar su memoria y difundir lo que sucedió en este período. No hay blancos y negros, hay muchos colores en la historia. Las historias personales tienen importancia en las historias colectivas”.

Carlos Alberto Giraud Ávila

“Mi esposa es detenida desaparecida. La memoria no se debe perder jamás. Cuando ya no esté quiero que quede el recuerdo para mis nietas y para que los chilenos sepan lo que pasó en la historia del país”. “Para que quienes conocieron a mi esposa la sientan presente en el Museo”.

Manuel Maturana Palma, marido de Mónica Llanca Iturra, Detenida Desaparecida.