Objetos



octubre, 2017

Escultura Moai

Lily Ester Rivas Labbé

Moai tallado en madera, la que se obtuvo de una pata de silla que pertenecía a la escuela del Campamento de Prisioneros de Chacabuco. Rezalido por un preso recluído allí. En la parte trasera posee una pequeña inscripción manuscrita “Rayas”.

En medio del desierto de Atacama se encuencontraba el campo de prisioneros Chacabuco, ubicado en la Oficina Salitrera Chacabuco, Antofagasta. El sector fue delimitado con alambradas de púas, minas antipersonales y torres de vigilancia con personal armado de metralletas. Fue uno de los campamentos más grandes del país. Los detenidos vivían en corredores de adobe que estaban formados por diez casas pequeñas como pabellones. Cada una era de dos o tres pisos y mantenía a seis presos. Había un comedor de uso común y no contaba con luz eléctrica. Eran sometidos a intensas jornadas de ejercicio de tipo militar y tener un régimen de trabajos forzados y torturados.


CONOCE MÁS EN LA BIBLIOTECA DIGITAL
0%

    Arrastra la imagen para girar.